CURSOS DE CAPACITACION

¿Qué es el Design Thinking?

27/4 -Nota Destacada
En
Liderazgo / Coaching
En la actualidad, el Design Thinking cobró un espacio más que importante en las grandes empresas, como así también en los pequeños y medianos emprendimientos, ya que tiene el eje central en las ideas innovadoras. ¿Qué es el Design Thinking?

El Design Thinking, también llamado “Pensamiento de Diseño” o “Diseño centrado en las personas”, es una forma de abordar desafíos de resolución de problemas, tomando como punto de partida los deseos, las motivaciones y las frustraciones del usuario. Se trata de un método para generar ideas innovadoras para entender y dar una respuesta a las necesidades de los usuarios.

Según el sitio web Design Thinking en Español, “se empezó a desarrollar de forma teórica en la Universidad de Stanford en California, Estados Unidos, a partir de los años 70, y su primera aplicabilidad con fines lucrativos como ‘Design Thinking’ la llevó a cabo la consultoría de diseño IDEO, siendo hoy en día su principal precursora”.

En este esquema se genera el doble diamante, donde se alternan los procesos de crear opciones, seguido por un paso de toma de decisiones. Es decir, primero generamos opciones, luego reducimos las alternativas, para luego volver a abrir posibilidades, y así sucesivamente.

Asimismo, es considerado un proceso iterativo, ya que en caso de que la idea sea satisfactoria, se avanza en la implementación. Caso contrario, se vuelve a idear para refinar o alternar con otras soluciones.

El Design Thinking tiene cinco etapas:

  • Empatizar
  • Definir
  • Idear
  • Prototipar
  • Testear

En la primera etapa, que es la de generar empatía, el diseñador tiene el objetivo de conocer cuál es el problema del usuario. En esta instancia, lo que prima es el esfuerzo por comprender las cosas que hacen nuestros usuarios y el por qué, sus necesidades físicas y emocionales, cómo conciben el mundo y qué es significativo para ellos.

Con la empatía, el diseñador debe capturar “insights”, o también llamados “hallazgos”, los cuales nos permitirán interpretar significados intangibles de esos momentos y nos guiarán a las soluciones innovadoras.

Algunas de las técnicas de esta fase son: mapa de actores, observación encubierta, entrevistas cualitativas, mapa mental, focus groups.

En la segunda etapa, que es la de definición, el diseñador debe analizar la información que se recopiló en la instancia anterior y quedarse solo con lo que realmente aporta valor. Acá se define el problema o reto que el equipo de diseño tiene por delante.

Algunas de las técnicas de esta fase son: diagrama de prioridades, mapa de interacción de usuarios, diagrama de Porter, diagrama de causa-efecto, método de pesos ponderados.

Luego llega la etapa de idear. En esta fase se generan ideas, las cuales deben ser muchas y variadas, para después filtrar y reducir a las más viables, prácticas e innovadoras, que inspirarán en mejores soluciones.

Según la escuela de diseño de Stanford, “la ideación es el modo del proceso creativo en donde nos concentramos en generar ideas. Mentalmente representa el proceso de ensancharse, de abrirse en términos de conceptos y de resultados. La ideación provee tanto el combustible del equipo como el material práctico para construir prototipos y obtener soluciones disruptivas en manos de los usuarios”.

A su vez, esta etapa nos permite hacernos las preguntas correctas e innovar con un fuerte foco en los usuarios, sus necesidades, y nuestros insights sobre las mismas. También nos habilita a ir más allá de las soluciones obvias, incrementando así la innovación potencial de la solución.

Algunas de las técnicas de esta fase son: dibujo en grupo, brainstorming, seis sombreros para pensar, brainwriting, matriz FODA o matriz DAFO.

La cuarta y anteúltima etapa es la del prototipado, donde las ideas se vuelven realidad, es decir, se trata de verificar si esta idea resuelve verdaderamente el desafío que tenemos.

Al prototipar, podemos hacer una evaluación honesta de la solución propuesta, permitiéndonos experimentar conceptos e interacciones en modo práctico y no conceptualmente. De alguna manera, nos inspiramos para refinar la solución acercándonos a la versión ideal.

Construir prototipos hace las ideas palpables y nos ayuda a visualizar las posibles soluciones, poniendo de manifiesto elementos que debemos mejorar o refinar antes de llegar al resultado final.

Como en las demás etapas, aquí también hay diferentes herramientas o técnicas que podemos usar: juego de roles, prototipo en imagen, storyboard o guion gráfico, actividades en reactivación, infografías.

La última etapa es la del testeo, donde se prueban los prototipos con los usuarios implicados en la solución que estemos desarrollando. Esta fase es muy importante, ya que con el feedback de los usuarios, incorporamos las conclusiones de los mismos para poder realizar mejoras y resolver fallos y posibles carencias.

Durante esta fase evolucionaremos nuestra idea hasta convertirla en la solución que estábamos buscando.

Algunas de las técnicas de esta fase son: interacción constructiva, maquetas, apuntes de testeo, evaluación de la experiencia, evaluación en contexto.

Definimos el problema, luego hacemos la lluvia de ideas y proponemos cuál es la que queda seleccionada. Seguimos con la construcción de la propuesta y al testearla sabremos si es efectiva. Entonces avanzamos en producirla realmente o, por el contrario, si no satisface las necesidades del usuario, debemos volver a elegir otra idea de la fase de ideación y prototiparla para evaluar si funciona.

En Design Thinking es esencial trabajar en equipo, el cual debe ser diverso, para poder sumar diferentes puntos de vista y experiencias. A su vez, es importante tener un espacio amplio e inspirador para poder llevar a cabo el proceso y que el trabajo se torne distendido y cómodo. Por último, la actitud es fundamental, ya que las personas del equipo deben ser curiosos, observadores, empáticos, y tener ganas de ir siempre por más.

El Design Thinking como metodología se utiliza no solo para diseñar y crear productos y servicios, sino también para trasladar a las organizaciones y empresas conceptos como la motivación, las emociones, la concentración en el cliente, el liderazgo de equipos, entre otros, debido a que Disign Thinking  es una cuestión de personas y sus relaciones e interacciones.

¿TE GUSTÓ ESTA NOTA? COMPARTILA
OTRAS PUBLICACIONES EN
Liderazgo / Coaching
¿Qué es la Decodificación Bioemocional? ¿Qué es la Decodificación Bioemocional?
1/9 - ¿Cuántas veces, al escuchar en alguna audición o al leer algún artículo sobre “Decodificación Bioemocional” te surgió la curiosidad acerca de qué es?
En Liderazgo / Coaching
Conocé nuestros cursos
Sedes Capacitarte en todo el país
https://www.capacitarte.org/
Todos los cursos
otorgan certificado