CURSOS DE CAPACITACION

Qué función cumple un wedding planner

10/10 -Nota Destacada
En
Ceremonial y Eventos
Organizar una fiesta de casamiento es mucho más que contratar el catering y elegir las flores. Abarca una serie de tareas que están presentes en cualquier tipo de evento así como aquellas variables especiales típicas de una boda. Qué función cumple un wedding planner

Un casamiento es un evento que genera mucha expectativa en sus protagonistas (el novio y la novia), pero que además produce mucho estrés, por eso en los últimos años ha surgido de figura de wedding planner, que es una persona que puede ser contratada y que se encargará de todos los detalles de la fiesta. Desde la entrada y el plato principal, hasta la música, el show y los arreglos florales.
 
Si bien una boda es un evento y como tal puede organizarse con ese estilo, este evento tiene muchas particularidades, además de que se suele pensar como el momento más importante en la vida de las personas que lo protagonizan.
 
Un wedding planner se encarga de sugerir opciones con respecto a cada factor que está presente en la fiesta y teniendo en cuenta el perfil de la pareja protagonista, escoge aquellas cosas que tengan mayor afinidad con los novios. Puede elegir las flores, coordinar a los invitados e incluso repartir al arroz a la salida del registro civil.
 
También, dentro de sus facultades puede proponer la organización de un casamiento junto al mar con un cuarteto de cuerdas de fondo o incluso una sencilla ceremonia civil en un palacete.
 
Incluso puede ayudar a buscar las alianzas perfectas y enseñar a los novios a bailar el vals.
 
Si unocquiere comparar este oficio con algún otro, podría pensarse que son algo así como las hadas madrinas del siglo XXI. Esta función no es autóctona de nuestro país, sino que es un concepto importado de Estados Unidos, y gracias al cual los novios sólo tienen que imaginar la boda de sus sueños para que la empresa elegida por ellos les asigne un asistente que se encargue de su organización integral.
 
Sin duda, organizar una boda puede ser un acontecimiento agotador, hasta el punto en que, muchas veces, los novios, especialmente las parejas que dedican la mayor parte de su tiempo a la vida laboral, se vean obligados a destinar cada pequeña porción de tiempo libre a concertar entrevistas, planificar detalles, citarse con proveedores, diseñar el maquillaje y el vestido... De hecho hay que realizar muchísimas tareas que las empresas encargadas de la organización de bodas resolverán bajo la supervisión de los novios, liberándoles del estrés que supone coordinar todo lo relacionado con el enlace: simplemente sueña, y déjate llevar por los mejores consejeros y especialistas.
 
El primer paso es establecer un presupuesto que se ajuste a las posibilidades de los protagonistas y una vez pautado esto, se puede comenzar a planificar.
 
Las empresas dedicadas a la organización de eventos pueden llegar a obtener descuentos con los proveedores, así que si uno cuenta con sus servicios es posible darse ciertos gustos que tal vez no se tenían estipulados.
 
La segunda parte del proceso incluye conocer a fondo las necesidades de los novios, y cuáles son sus aspiraciones a la hora de celebrar el día especial: una boda romántica, campestre, íntima, sofisticada, original…
 
Una vez que se haya pensado en ambos puntos, se puede contactar al wedding planner más acorde para el evento.
 
Es necesario pensar que el wedding planner actuará como un asistente personal hasta el momento en que la pareja parta rumbo a la luna de miel. La idea es descansar sobre él para evitar el mayor estrés o nerviosismo posible.
 
Por esta razón quien se encargue del evento deberá conocer al detalle cuál es el concepto que se quiere para la boda, para, de ese modo, poder asegurar las mejores opciones para que los protagonistas de la fiesta queden conformes.
 
Llegado el gran día, el wedding planner será el encargado de que todo se coordine a la perfección: la ceremonia religiosa, si la hay, el catering, las fotos, la llegada de los invitados, el protocolo… Su tarea como organizador del evento será que todo esté a punto para que los protagonistas no tengan que preocuparse de nada.
 
Dentro de sus tareas, estará la de seleccionar presupuestos que se ajusten al dinero con el que se cuenta, elegir las opciones de comida, música, iluminación o flores que más se acerquen al deseo de quienes se casan. Incluso elegir el salón y su ambientación, así como el cotillón para el baile. También deberán ocuparse de ofrecer opciones de menú, mesa dulce y bebidas. Es decir, el wedding planner debe encargarse de todos los aspectos que involucran al evento.
¿TE GUSTÓ ESTA NOTA? COMPARTILA
OTRAS PUBLICACIONES EN
Ceremonial y Eventos
Cómo organizar el evento perfecto Cómo organizar el evento perfecto
10/10 - Si decidís planear un evento, sin importar cual sea el propósito del mismo (educativo, entretenimiento, conocimiento de marca) lo principal es que probablemente no cuentes con mucho tiempo, por lo tanto hacerlo de manera profesional minimizando cualquier tipo de riesgo que pudiera surgir es la clave del éxito.
En Ceremonial y Eventos
Conocé nuestros cursos
Sedes Capacitarte en todo el país
https://www.capacitarte.org/
Todos los cursos
otorgan certificado